Se impondrán a Morena en designación de Fiscal General

Recuerdos de Reportero/ Leovigildo González

Me dió risa ver a Dalila Campos, hacer autopromoción para que votaran por ella en una encuesta en redes sociales que organizó el periodista Arturo Bravo, como si la designación para Fiscal General de Michoacán se hiciera a través de popularidad.

Así están muchos, que creen que para llegar a ese puesto, se requieren de votos, sí, pero no son ciudadanos si no de legisladores, y ninguna encuesta podrá cambiar la opinión de ellos.

La bancada de Morena parece que tendrá solo una apuesta, Campos, la cual dudo que pase, ya hemos observado la maquinaria que ha usado Adrián López Solís para hacerlos menos.

Así que la decisión, además de recaer en el Legislativo, también será en el Gobernador, quién terminará por regresar una terna nuevamente a los diputados y de ahí se define quién será el próximo Fiscal General, durante los próximos nueve años.

Hay perfiles a destacar, Víctor Barragán, el titular de la Séptima Sala Penal, es una carta fuerte y seria para el puesto, también el titular de la Comisión de Derechos Humanos, Víctor Manuel Serrato, de ahí en fuera todo lo demás es paja.

Además falta que López Solís decida si va o no, que también sería una carta fuerte para la Fiscalía.

No es fácil.

Hay muchos aspirantes que creen que el tema es fácil, la ahora Procuraduría, es una institución sumamente compleja, más allá de lo que se puede observar.

Durante muchos años fue una institución señalada de vínculos delincuenciales, al grado que tuvo que renovarse y ese proceso le tocó a Martín Godoy Castro, en el 2013 a su llegada con la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo de Michoacán.

La llegada de Alfredo Castillo al estado, exhibió el nivel de corrupción de la Procuraduría, en donde un cartel tenía parte de su brazo armado en la nómina.

Renovar el personal de investigación, crear una unidad antisecuestros que estuviera certificada y avalada por la Federación, no fue un proceso sencillo.

Así que quienes aspiran a ser fiscales, tienen tareas que de no contar con un gran respaldo en el tema policial se enfrentarán a un reto sumamente complicado.