El avión que le dio AMLO a la Salud de los mexicanos

Por: David X. Rueda

Para ubicar los recursos que el Gobierno de México destinó a la rifa del avión obviaremos lo que corresponde a la utilización de los tiempos oficiales, así como de otros recursos ejercidos por el propio gobierno y nos concentraremos solo en la información que se oficializó.

Inicialmente se dio a conocer que el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP), otorgó $2,000,000,000.00 (dos mil millones de pesos), para el pago de los premios de la rifa. Posteriormente y ya cerca de la fecha de la rifa, se informó de otros $500,000,000.00 (quinientos millones de pesos) que el INDEP otorgaría al INSABI, para la compra de cachitos de la rifa, que serían entregados a las clínicas y hospitales públicos. De lo anterior, se tiene un total de aportación del Gobierno de México para la rifa del avión por $2,500,000,000.00 (dos mil quinientos millones de pesos).

Si consideramos que el costo actual del avión presidencial es de 130 MDD, prácticamente el Gobierno de México invirtió su costo en la rifa y si consideramos que la “Estela de Luz” de Calderón costó 1,300 millones de pesos, entonces el Gobierno de México ya hubiera construido otras dos estelas de luz con el mismo recurso (quizás más,  si lo hiciera sin corrupción).

En México existen 386 hospitales del IMSS y 139 del ISSSTE, en total 525 hospitales públicos de segundo y tercer nivel de atención. Si los 2,5 MMDP se hubieran invertido desde el principio en los hospitales públicos significaría cualquiera de las siguientes opciones:
Se habrían apoyado TODOS los hospitales públicos con casi 5 millones de pesos a cada uno.
Se habrían otorgado apoyos por 20 millones de pesos a 125 hospitales.
Si se hubiera apoyado un hospital por Entidad Federativa, el apoyo habría sido por más de 78 millones de pesos en cada Estado.

Esperaremos a ver cuántos hospitales públicos serán beneficiados con los resultados de esta rifa, ya que faltaría conocer exactamente ¿cuántos cachitos se vendieron?, ¿cuál fue la ganancia que será entregada al INSABI? y ¿cuántos hospitales serán beneficiados?, para ubicar si fue un buen negocio para el Gobierno de México o si este tema se convertirá -como en el caso de la “Estela de Luz” para Calderón- en el caso de “el avión que le dio Andrés Manuel a la Salud de los mexicanos”.