INEGI, entre el maltrato laboral y la pandemia

Por: Hugo Villa

A pesar que el país entro en contingencia Nacional por el Covid-19, El Instituto Nacional de Estadística y Geografía mejor conocido cómo INEGI, decidió a través de sus altos directivos en Michoacán, no detener por ningún motivo el censo de población y vivienda, así anunció en sus cuentas oficiales.

Un Encuestador de ese Instituto visita entre 10 y 18 viviendas al día, sin ninguna protección, es decir, en una semana está en contacto con al rededor de 100 personas, lo cual representa un alto riesgo para la salud e integridad de los trabajadores, y las familias de los informantes.

Nos dimos a la tarea de indagar y se están obligando a laborar sábados, domingos y días oficiales o feriados además de que laboran más de 12 horas diarias, con amezanas de despido.


Esto con la finalidad de terminar el proceso Censal que se inició en pasado 2 de marzo.

Sin embargo, después de que se paralizó el Gobierno Federal, seguramente el INEGI también lo hará.

COMENTARIOS