Ante coronavirus, es mejor lavado de manos que gel antibacterial casero: OMS

Con información de Forbes

Es sabido que la mejor arma para enfrentar al fenómeno de la desinformación es, la información en sí, y más en tiempos de pandemia y lo importante es que la medida de higiene más efectiva contra la transmisión del coronavirus es, el uso de jabón y no el gel antibacterial, como muchos creen.

La rápida propagación del coronavirus COVID-19 hace que las personas limpien los estantes incluso con gel antibacterial o desinfectante para manos en todas partes del mundo. Y si intenta comprarlo, en supermercados, farmacias, o bien en línea, está agotado.

El punto es que la escasez, el miedo y los límites de compra han estimulado a las personas a hacer su propio desinfectante para manos usando recetas de Twitter, Google, YouTube, e innumerables blogs.

La situación es que solo porque existan estas recetas no significa que debamos seguirlas.

Las razones para no hacer tu propio desinfectante para manos son:

Primero, los Centros de Control de Enfermedades recomiendan lavarse las manos con desinfectante para manos, a menos que no tenga acceso a agua y jabón.

En segundo lugar, la FDA ha dicho que sabe que las personas están haciendo desinfectantes para manos en casa, pero que no tiene ninguna “información verificable sobre los métodos que se utilizan para preparar dichos productos y si son seguros para usar en la piel humana”.

Por último, los expertos advierten que hacer desinfectante de manos casero es más difícil de lo que parece. Si no logra la concentración correcta, los expertos advierten que terminará con algo que no es efectivo o que es demasiado duro y es un desperdicio de ingredientes.

La clave es obtener la proporción correcta de ingredientes. El Control de Infecciones recomienda usar un desinfectante para manos que contenga al menos 60% de alcohol, que son los desinfectantes para manos comprados en las tiendas.

Pero tratar de replicar eso por su cuenta puede ser complicado, dijo la doctora Sally Bloomfield, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres a The Guardian.

Fórmulas oficiales

Tanto la Organización Mundial de la Salud como la FDA tienen pautas para hacer desinfectantes para manos (el término de las agencias para desinfectante de manos), pero están diseñados para profesionales médicos, no para el consumidor promedio.

Las instrucciones oficiales de la OMS requieren alcohol desnaturalizado o alcohol isopropílico, glicerol (también conocido como glicerina), peróxido de hidrógeno y agua estéril.

Debe medir la concentración de alcohol en el producto final usando un alcoholómetro para asegurarse de que sea efectivo para matar gérmenes y seguro de usar.

La receta tampoco recomienda incluir colorantes, aceites esenciales u otras fragancias porque podrían causar una respuesta alérgica; muchas recetas de bricolaje incluyen aceites esenciales para enmascarar el olor a alcohol.

El 20 de marzo de 2020, la FDA publicó sus pautas temporales para que los farmacéuticos y otros fabricantes hagan desinfectantes para manos.

Bajo su recomendación, debe usar ingredientes de grado farmacéutico (no de los elementos que hallamos en casa), probar el nivel de alcohol en el producto final y etiquetar la fórmula terminada.

La FDA recomienda la fórmula de la OMS y se hace eco de que agregar ingredientes activos o inactivos adicionales (como el gel de aloe vera o los aceites esenciales) “puede afectar la calidad y la potencia del producto”.

La FDA también señala que es “consciente de los informes de que algunos consumidores están produciendo desinfectantes para manos para uso personal; la agencia carece de información sobre los métodos que se utilizan para preparar dichos productos y si son seguros para su uso en la piel humana”.

A menos que pueda seguir las instrucciones descritas por la OMS, hacer su propio desinfectante de manos no es inteligente para su propia seguridad.

Entonces, ¿qué debemos hacer?

LAVA TUS MANOS CON JABON. Los CDC y la OMS están de acuerdo en que es lo mejor que puede hacer en este momento para protegerse de la enfermedad, ya sea del coronavirus o cualquier otra cosa es lavarnos las manos.

Lávese las manos con agua y jabón durante 20 segundos, muchas veces al día, después de usar el baño, antes y después de comer, antes y después de preparar alimentos y en muchos otros escenarios. Y por supuesto al regresar de la calle.

También evite tocarse la cara, boca, nariz y mucosas en general, incluso los ojos especialmente con las manos sucias.

Casi todo lo que toca durante el día está cubierto de gérmenes y si toca las membranas mucosas (labios, nariz, ojos) puede propagar virus y bacterias en su propio cuerpo.

No es aconsejable, pero si está decidido a hacer su propio desinfectante para manos (y realmente puede encontrar los ingredientes para hacerlo), evite cualquier receta que no use al menos 60% de alcohol. De lo contrario, solo lávese las manos con jabón.

COMENTARIOS