#RuidoEnLaRed El funeral humilde de un policía honesto

Por: Editorial

En tabiques, fue en lo único que sus familiares pudieron colocar el ataúd que contenía el cuerpo de uno de los 13 policías que murieron en el brutal ataque de Aguililla.

Sin lujos, y por el contrario, en una vivienda humilde, ahí, se dieron cita sus compañeros, para despedirse de un policía, que al mismo tiempo era padre, hijo y hermano.

Y cómo él, la gran mayoría son personas honestas, que diariamente salen de sus casas a exponer la vida por los michoacanos, mujeres y hombres valientes que aman a su país.

Hoy Michoacán llora su partida, en sus seres queridos quedará su recuerdo, y en el país dejan una herida que está abierta.

Su muerte también deja incertidumbre de una estrategia federal que parece apostar en la impunidad a esos a quienes debería combatir.

Mientras tanto seguirá el #RuidoEnLaRed



A %d blogueros les gusta esto: