¿Morena de derecha? le dice no a los matrimonios igualatorios y a la despenalización del aborto

Tsanda Purépecha/ Javier Robledo

MORENA es un partido muy joven, que le llegó la gloria muy pronto, el partido que nació apenas en el 2013, por el capricho y el proyecto personal, de ser presidente de la República de Andrés Manuel López Obrador, después de haber pasado por el PRI, el PRD, PT y Convergencia, para después fundar el Movimiento Regeneración Nacional, sin duda alguna hoy en México la causas y movimientos de las minorías se tendrían que ver bien representados, al ser la legislatura de la paridad de género y al ser los partidos de ideología de Izquierda una clara Mayoría.

Morena es la clave para despenalizar el aborto y hacer válidos los matrimonios igualitarios en todo el país, dado que es mayoría en prácticamente todos los estados y en las dos cámaras de la República, lo vimos con la Reforma Educativa recientemente la modificaron como quisieron y dicho por ellos mismos, ni una coma quedo de la antigua reforma de Peña Nieto, claro está que los movimientos feministas y homosexuales no están en sus prioridades, como si lo están los profes, que representan muchos miles de votos para este partido en las próximas elecciones, será que más que representar a la Izquierda y las minorías, más bien buscan un clientelismo electoral.

Por lo visto, recientemente en la votación en el pleno del Congreso de Puebla, es que nos hace dudar los intereses de algunos diputados y diputadas de la 4ta transformación, porque claro está que el derecho que tienen las mujeres y los homosexuales, ya no está a discusión, ya que las leyes otorgan derechos y no hacen daño, lo que hace daño son las prohibiciones de derechos.

El escenario que sucedió en puebla es que no les importa, a algunos diputados y diputadas representar los derechos de las minorías, el partido guinda es el factor más importante para lograr estas banderas, ya que se supone que son parte de su agenda política, que si usamos la lógica tendría de aliados en esos temas a MC y al PRD, pero no fue así, por lo menos en Puebla, no se aprobó la despenalización del aborto, ni los matrimonios igualitarios, donde MORENA y sus aliados PT y PES son mayoría.

La realidad es que, si Morena fuera un partido de izquierda, sus actores que lo integran defenderían esas minorías en los congresos estatales y el de la Unión, pero el problema que tiene este partido político es que han llenado sus filas de personas de todos los partidos, que sólo han sido arribistas poniendo por delante sus beneficios personales y no los de la ciudadanía o los de su partido, de muchos su ideología o su corazón pertenece a otros partidos políticos, donde se formaron toda su vida, pero cuando la suerte no les favoreció decidieron renunciar, para sumarse al proyecto de Andrés Manuel, es por ello que no defienden esa agenda de MORENA o del propio Andrés.

COMENTARIOS