Cartas a Emilia

Por: Christian Santiago Tapia

Hoy es mi cumpleaños hermosa changuita bebé y estoy muy alegre, porque es jueves santo y será coincidencia o no, pero es muy importante que sea un dia de oración y reflexión en mi vida.

Está de más decirte lo mucho que te extraño en mi vida, porque eres parte fundamental todos los días que pasan, me falta tu mirada, tu sonrisa que me mata y sobre todo, tus abracitos tan bonitos que me das. Todos los días inicio y termino pensando en ti.

En estos momentos de reflexión, te quiero compartir que he apreciado más las cosas sencillas y simples, los pequeños detalles que dan fortaleza y motivan a ser una mejor persona. No es fácil ser padre y lo he visto en tus abuelitos, que aún con mis tantos errores y defectos como ser humano, me siguen guiando, procurando y animan a que aunque caiga muchas veces, me levante cada vez con más fuerza.

A veces somos mal agradecidos con el amor de familia porque preferimos la fiesta y las vanalidades, a estar un rato en casa con quienes nunca nos van a abandonar, con quienes siempre estarán y amarán en las condiciones que sean; buenas, malas o peores y darán todo incondicionalmente porque uno esté bien.

También te digo con alegría que tengo amigas y amigos que son parte de mi vida, que no buscan nada más que una sincera amistad, que dicen cosas fuertes y directas, pero es porque en verdad ayudan a que mejore. Cuídate de las falsas amistades, de los aduladores que son muchísimos y únicamente buscan intereses personales, confía siempre en tu corazón.

En fin, esta semana santa será en oración para ti, para que identifiques que no todo en esta vida es dinero y vanalidades, existe una mayor felicidad en cada pequeño detalle de tu día a día, aprécialo. Por tanto deseo con el alma encuentres la alegría de vivir, de amar y ser tú en si misma, un instrumento de Dios que de paz, bondad y felicidad en todos los que te rodean.

Te amo, tu papi.

COMENTARIOS