Dios hoy, mañana y siempre

Por: Luis Ventura de La Rosa

*Adán y Eva

La idea de Dios ha estado siempre presente, en cualquier cultura aún antes del surgimiento de la ciencia, en la forma de mitos y tradiciones, e incluso antes, en la génesis de los tiempos, hasta podríamos decir que, exagerando un poco, cuando en el Antiguo Testamento, la serpiente tienta a Adán y Eva con probar los frutos del árbol de la sabiduría, con el argumento de que así podrían acceder al conocimiento sobre la verdad de las cosas y éstos, aún a sapiencia de que Dios se los había prohibido, decidieron correr el riesgo y probarla, en ese momento el hombre se ha embarcado de una vez y para siempre en la aventura y búsqueda del conocimiento. Cuando Dios los castigó, quitándoles a mí entender el libre acceso a la verdad absoluta, que yacía en el paraíso, obligó de ahí en más al hombre a buscarla a solas, a través de la observación y la reflexión, sentando las bases místicas que con el tiempo darían fruto al nacimiento de la ciencia y la filosofía.

Dios Medieval

Hay que mencionar, además para los medievos el hombre es un todo por la unión inseparable del cuerpo y del alma. El alma es individual e inmortal y creada por Dios, está en todo el cuerpo y requiere de este para manifestarse.

Al mismo tiempo se adopta la misma postura que San Agustín: el hombre es imagen y semejanza de Dios, y ha creado el mundo para él. Santo Tomás sigue la teoría de Aristóteles, en la que el ser humano se entiende como una unidad sustancial, compuesta por una materia que tiene una forma que se denomina alma, que es parte de Dios.

Einstein y Dios

Su visión del mundo y de la fe se aproxima en gran medida al panteísmo, es decir, la idea de que lo sagrado es toda la naturaleza en sí misma. Esto básicamente quiere decir que “Todo es Dios”. A su vez la mente humana, no importa que tan entrenada esté, no puede abarcar el universo, es decir, estamos en la posición del niño pequeño que entra a una inmensa biblioteca con cientos de libros de diferentes lenguas, el niño sabe que alguien debe de haber escrito esos libros, lo que no sabe cómo o quién lo hizo, no entiende los idiomas en los que esos libros fueron escritos, el niño percibe un plan definido en el arreglo de los libros, un orden misterioso, el cual no comprende, solo lo sospecha; esto, desde mi punto de vista, me parece es la actitud de la mente humana, incluso la más grande y culta en torno a Dios. Vemos un universo maravillosamente arreglado que obedece ciertas leyes, pero apenas entendemos esas leyes.

Nuestras mentes limitadas no pueden aprender la fuerza misteriosa que mueve a las constelaciones. Me fascina el panteísmo de Spinoza porque él es el primer filósofo que trata el alma y el cuerpo como si fueran uno mismo, no como dos cosas separadas.

Dios moderno

Emmanuel Kant, escribió que Dios era la idea del bien supremo, un concepto que ha sido aprobado por religiosos y escépticos por igual; para un místico como Samuel T. Coleridge, Dios es una idea a-priori de la razón, para un anticlerical Dios es una anomalía de la razón.

Aquí podemos ver que Dios es, hasta cierto punto, cuestionado por varios pensadores debido a que no encontraban las respuestas prácticas y se da lo que a mi entender se podría llamar un ateísmo cultural que recae en un androcentrismo.

En la India

Brahman, palabra que significa la realidad inmutable y suprema que existe más allá del mundo cambiante de las apariencias. El hinduismo, se caracteriza por la gran cantidad de dioses que veneran. No obstante, todas esas divinidades no son más que rostros de una sola realidad fundamental que los hindúes llaman Brahman (alma universal), absoluto, sin límites, eterno, de donde nacen todas las cosas. Los diferentes dioses no son más que imágenes de esta realidad invisible. Por eso, para muchos, el hinduismo es politeísta en apariencia, ya que venera muchísimos dioses, pero monoteísta si se acude a la realidad última.

El islam

Allah-Taala, Dios, supremo, creador y glorificador, adorado principalmente en la región de Hiyaz, en la Arabia Pétrea, antes del advenimiento de Mahoma.

Dios es para todos

Dios es entonces primera causa del Universo, cuando se les pregunta ¿qué es lo que más quieren en esta vida?, la mayoría de las personas contesta lo siguiente:

Felicidad

Alegría

Prosperidad

Paz

Sabiduría

Libertad

Propósito

Fraternidad

Igualdad

Inclusión

Justicia

Hay quien se imagina un Dios a semejanza del hombre, compuesto de cuerpo y alma, y sometido a pasiones. Prescindo de la opinión de estos hombres, porque todos los que han examinado de algún modo la naturaleza divina, niegan que Dios sea corpóreo. Lo cual prueban muy bien, ya que por cuerpo entendemos cualquier cantidad de materia larga, ancha y profunda, limitada según cierta figura, y nada más absurdo que eso pueda decirse de Dios, o sea, del ser absolutamente infinito.

Dios es la plenitud del cielo; el amor es la plenitud del hombre.

Víctor Hugo Novelista francés.

saludos y gracias por leerme estoy a sus órdenes hoy, mañana y siempre.

Luis Ventura De La Rosa Orozco

Licenciado en Derecho

Diplomado en Humanidades

Maestro en Derecho Constitucional

Estudiante de la maestría en Desarrollo Humano

Premio estatal de Derechos Humanos

Activista en materia de inclusión de las personas con discapacidad y Defensa de los Derechos Humanos

COMENTARIOS