Revolución digital y participación ciudadana

Por Teresa Da Cunha Lopes

Usar la revolución digital para fortalecer las democracias y no para empoderar los autoritarismos
Mi idea para la:participación ciudadana en el proceso legislativo o. propuesta «Para una consulta pública en línea sobre todos los textos legales»
Las iniciativas legislativas no solo deberían estar en línea. Deberían estar en una plataforma interactiva que permitiera a las personas interesadas, seguir el debate, en tiempo real, en comisiones e intervenir , con propuestas y comentarios constructivos, en cada fase del procedimiento .

Es bien verdad que la democracia representativa está en crisis: muchos de nosotros no se sienten lo suficientemente representados al final de las elecciones, ni son escuchados suficientemente entre las elecciones. Casi siempre la revolución digital alimenta este sentimiento . Pero, atención , mucha atención. La eliminación de la democracia representativa es peligrosa ya que , en casi todos los escenarios , conduce a la tiranía, al totalitarismo.

Lo que no significa que no debamos , también fortalecer y cultivar la escucha de los ciudadanos entre dos ejercicios electorales.Al revés, nos debemos de buscar mecanismos para escuchar TODAS las voces. Creo precisamente que la revolución digital puede ser uno de los instrumentos para salir de la crisis de la democracia representativa al permitir, en el intervalo entre dos elecciones, una participación sin precedentes de los ciudadanos en el proceso de preparación y producción de la decisión, o sea en el campo de la verdadera política en movimiento que es el proceso legislativo.

En algunos países europeos, como en el caso francés, existen ya funcionando algunos esquemas muy cercanos al que propongo. Por ejemplo, las «consultas ciudadanas» y las «contribuciones a los estudios de impacto». Pero estos dispositivos son opcionales, parcheados y de facto poco utilizados. Pero, son experiencias del «laboratorio de la democracia» que permitirían tener una base de partida , para robustecer el «referéndum de iniciativa compartida» o crear un «referéndum de iniciativa de los ciudadanos» Pero estos dispositivos solo se refieren a textos legislativos que salen de la iniciativa ciudadana. Ahora bien, ni el referéndum ni la democracia puntual son equivalentes a una democracia participativa y continua.

COMENTARIOS