Gracias Pato, gracias por todo.

Por : Leovigildo González

Gracias amigo por tu sonrisa, por tus consejos sensatos, pero sobre todo, por tu amistad sincera.

De día o de noche, tu cámara era tu fiel acompañante, siempre detrás de la alegría de hacer lo que te apasionaba.

Fueron muchas las charlas donde peleabamos, tú defendiendo la tauromaquia, yo en contra, pero hizo nuestra amistad más sólida, nos respetabamos a pesar de lo diferente de nuestros pensamientos.

Gracias por hacer de la fotografía, un estilo de vida, por mostrarnos el camino para seguir por nuestros sueños alimentando las pasiones.

Mi Pato, seguramente desde el cielo estarás festejando mis cumpleaños, con un vodka, cómo cada 20 de junio.

No te fuiste, te quedas aquí, en el recuerdo de en quienes sembraste el valor de la amistad.

COMENTARIOS