¿Alfredo Ramírez Bedolla podrá sacudirse a lamentables personajes?

LIBRE EXPRESIÓN…

Por: Carlos Alberto Monge Montaño.

“Un general que ve con los ojos de otros, nunca será capaz de mandar un ejército como es debido”. Napoleón Bonaparte (1769 – 1821). Emperador de Francia.

Al gobernador electo de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, le viene otra durísima contienda para definir el gabinete que, de manera inicial, le acompañará a partir del primero de octubre, a reserva de lo que digan finalmente los tribunales electorales, tras las impugnaciones del equipo de Carlos Herrera Tello, conformado por el PRI, PAN y PRD.

La tarea es complicada; en primera instancia porque se trata de un político joven, tiene 45 años de edad y el mayor liderazgo político que ha logrado, fue como coordinador de los diputados locales de Morena. 

Sin embargo, poco le duró el gusto, sus correligionarios, motivados principalmente por Cristina Portillo Ayala, le jugaron chueco, hasta arrebatarle dicha coordinación. Alfredo no pudo con ellos o prefirió no pelear y evitarle más complicaciones al nacimiento y organización de Morena.

Ya es el gobernador electo, pero no estaba proyectado así. La confianza y el dedazo de la cúpula morenista fue para Raúl Morón Orozco, eso también le complicó su liderazgo y hasta imponerse en su candidatura.

Así que, si Ramírez Bedolla quiere dejar claro que es él quien tiene los hilos, quien gobernará y en especial, si quiere intentar una buena administración, deberá imponerse y sacudirse a muchos personajes que lo acompañaron y lambisconearon durante la contienda.

Para empezar, le ayudaría bastante que a Raúl Morón lo recompense el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador o de menos, la dirigencia nacional de Morena. Si el candidato fallido se queda en Michoacán y es secretario de Gobierno, por citar un ejemplo, está claro que le complicará el liderazgo a Ramírez Bedolla.

Pero eso no es todo. Hay personajes que lo rodean, que ya tuvieron su oportunidad y han dejado enormes sospechas de corrupción y malos gobiernos. El ejemplo mayor, es sin duda, Leonel Godoy Rangel. Y sí, él será diputado federal, pero desde esa posición, podría complicar a Ramírez Bedolla al “sugerirle” a muchos de sus cercanos, para que regresen al gabinete estatal.

Ya durante su campaña le acompañó Eloy Vargas Arreola, quien, por cierto, fue su jefe en la Secretaría de Desarrollo Económico. Pero no son todos, personajes de las administraciones y legislatura de los gobiernos de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel, podrían estar de regreso.

No olvide que se trata de dos administraciones con enormes sospechas de corrupción, rotundos fracasos en seguridad, minutas firmadas en lo oscurito con la CNTE y donde se gestó la enorme deuda que sigue padeciendo Michoacán, con el aval de 3 legislaturas. 

Estarían de regreso Fidel Calderón Torreblanca, Selene Vázquez Alatorre, Cristina Portillo Ayala y Graciela Andrade, por citar a los ejemplos más visibles.

Otros que cobraron por años en el gobierno de Silvano Aureoles, ya se acomodaron con Morena, argumentaron, que apenas descubrieron que se trata de una mala y/o corrupta administración, como Giulianna Bugarini y Claudio Méndez. También parece acomodado el ex perredista y ex panista Miguel Ángel Villegas.

Ojalá que Alfredo Ramírez nos sorprenda y construya un liderazgo y un gabinete, para que también gane Michoacán. No será sencillo. Después de todo, el gobernador electo también fue parte, aunque en cargos menores, de esas lamentables administraciones de Cárdenas Batel y Godoy Rangel, pero está claro que tiene su oportunidad. 

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias.

cmongem@hotmail.com 








A %d blogueros les gusta esto: