Se abarata la forma de hacer política, se pierde solemnidad y las formas

Por: Leovigildo González

Los éxodos, traiciones y sobretodo la venta de ‘lealtades’, en los últimos días se verá con mayor frecuencia y mucho más marcada, lo único cierto es que abaratan la forma de hacer política. 

Voy a comenzar esta columna con un relato religioso, en Atlacomulco, Estado de México, hay un santo que dicen es muy milagroso, El Señor del Huerto, a quien muchos políticos veneran y rinden culto.

Ahí, en su santuario,  han acudido quienes buscan un lugar en la política, la rumorología afirma que es quien guía el camino de quienes buscan un cargo de elección, tal es el caso de Enrique Peña Nieto quien antes de acudir a votar en el 2012, fue a rezarle.

Según el sacerdote que está a cargo, El Señor del Huerto, ha guiado a priístas cuando todo parecía incierto sobretodo cuando gobernó Acción Nacional, ahí acuden los políticos que son solemnes y formales, en estos tiempos donde se han  perdido las formas.

Hoy, hay un deficit de solemnidad a la forma de hacer política,  se ha abaratado a niveles inimaginables en la sobrevivencia de un puesto, de permanecer, o de tener un salario seguro.

Las formas como tal, se han perdido, aquel PRI en la década del año 2000 supo aprender de la derrota y le costó 12 años regresar al poder, ¿hubo un éxodo? Claro, pero siempre permanecieron quienes saben que el poder es de tiempos pero sobretodo de circunstancias.

Morena ha abaratado la forma de hacer política, es normal, los tiempos cambian, pero además le falta madurez a ese movimiento que aún no tiene ni píes y mucho menos cabeza para ser un partido político.

Todo lo demás, sigue exactamente igual, en el PRI quedan lealtades, que esperarán su momento para volver a salir, en la espera de mejores vientos que los hagan llegar a un lugar seguro, en este 2021 no será.

Pero hasta ahí hay niveles, algunos emigrarán, se irán, y se van a ir en busca de mejores vientos, aunque en otros partidos sean igual de inciertos, es donde afirmo que se abaratan, aunque momentáneamente les vaya mejor.

Leovigildo González. Especialista en Periodismo Político.



A %d blogueros les gusta esto: