Las órdenes ejecutivas de Biden.

Por: Lenin Villegas

Ha tomado posesión como nuevo Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, quien llega con el firme propósito de limpiar el desastre que dejó el exmandatario Donald Trump en la Casa Blanca. Como muestra de ello, están las diecisiete acciones ejecutivas concretas y contundentes que firmó en su primer día como Presidente, enfocadas a revertir de manera urgente cuatro años de una política llena de odio y racismo.

Es claro que los mexicanos siempre estamos muy atentos a la política de los Estados Unidos, ya que las decisiones que se tomen en el país vecino, sin duda, tendrán una repercusión importante en el nuestro, afectando de manera directa a los 36 millones de connacionales que emigraron en búsqueda de mejores oportunidades y que hacen grandes contribuciones al desarrollo económico de ambos países.

Desde su campaña y hasta la toma de posesión, el discurso que ha mantenido Joe Biden ha sido esperanzador para la comunidad migrante, pero esperamos con optimismo que no se quede solo en palabras y que en los hechos podamos ver políticas públicas mas humanitarias e incluyentes en el tema de migración, por lo pronto, algunas de las primeras órdenes ejecutivas de Biden resultan alentadoras para nuestra comunidad.

Algunas de las órdenes ejecutivas que llaman la atención son: Que Estados Unidos regrese a la OMS, eliminar la prohibición de entrada a EE.UU. desde países musulmanes, preservar el programa DACA, que protege de la amenaza de la deportación a los jóvenes dreamers y poner fin a la construcción del muro fronterizo. Ademas, el Presidente Biden se ha pronunciado en pro de los migrantes, reconociendo sus contribuciones, ofreciendo una política con acciones más humanitarias, en donde se busca descriminalizar a la migración y encontrar esquemas que permitan regularla de una manera más pacífica, justa y ordenada, con estricto respeto a los derechos humanos.

Biden ha dado a conocer su plan para asegurar los valores como una nación de inmigrantes, en donde destacan medidas que calificadas como urgentes, destacando las de reunir a unos 545 niños migrantes que fueron separados de sus padres en la frontera sur de EE.UU y regularizar a 11 millones de indocumentados en un plazo de ocho años.

Joe Biden enciende la llama de la esperanza, de que ahora si se alcance la tan esperada reforma migratoria que ha sido durante décadas, la madre de todas las promesas para los latinos, ya que la ultima reforma migratoria se logró en el año de 1986, aunque debemos recordar que se necesitara de un consenso amplio al interior del Congreso para que esto sea una realidad y no se quede una vez más en buenas intenciones como en los mandatos de Clinton, Bush y Obama.

Los mexicanos ya conocemos la postura de Biden en el tema de migración, ahora falta saber cual es la postura del Gobierno Federal de nuestro país y hasta donde está dispuesto a colaborar con el Gobierno Norteamericano para que estas acciones ejecutivas firmadas y las que vengan mas adelante tengan eco en beneficio de nuestros connacionales ¿Será que si desde Estados Unidos se lanza un mensaje de política migratoria mas humanitaria, también en México se dejará de usar a la Guardia Nacional como policía migratoria en la frontera sur?

Lo que si sabemos es que México no puede renunciar a la cooperación con Estados Unidos, se debe trabajar fuertemente en las coincidencias y temas de interés de ambas naciones y tener la voluntad suficiente para que los temas de discrepancia no contaminen la agenda común de ambas naciones, ya que mas que reconocernos como vecinos ambos países debemos reconocernos como socios insustituibles.

Sin duda el primer reto de nuestras autoridades en México será superar las fricciones que se causaron con el caso del General Cienfuegos, esperemos que nuestros gobernantes estén a la altura de superar este tipo de desafíos y que incluso desde acá se pueda promover la tan ansiada reforma migratoria.



A %d blogueros les gusta esto: