Valentín Rodríguez, de humilde agricultor a carta fuerte del PRI a la gubernatura; una historia de éxito

Por: Leovigildo González

En Puente de Tierra, en el municipio de Tacámbaro, ahí, hace 59 años nació Valentín Rodríguez, en una humilde ‘troje’, que le dió las bases de lo que ahora es, un empresario agrícola exitoso.

Sonriente, Valentín Rodríguez muestra el lugar donde nació.

Rodríguez, tuvo una infancia complicada, hijo de campesinos, su carácter se forjó a través de trabajo, bajo el sol, en el campo.

Al escribir de Valentín, para muchos «Don Valentín», es innegable, que tiene un vínculo muy estrecho con el campo, a quien le debe gran parte de su patrimonio.

Hace 38 años, vio un negocio en el aguacate, allá en su querido municipio de Tacámbaro, donde nació.

Desde ahí, comenzó una carrera exitosa de producción agrícola, con un producto poco explotado, pero que con el tiempo sería uno de los que más exporta el país a gran parte del mundo.

«Antes el mercado del aguacate era muy pequeño, se transportaba en costales, hoy, es muy diferente» recuerda con nostalgia en una entrevista.

Aquel joven, que estudió la preparatoria en Toluca, y que regresó a Tacámbaro, hoy, es uno de los principales exportadores de aguacate para Asia, Europa y sobretodo Estados Unidos.

Fue en el 1993, que por primera ocasión, llegó a la Presidencia Municipal de su municipio, un sueño que cumplió con los colores del PRI. Fue ahí el comienzo de su carrera política.

Foto de Archivo

Después ganó fácilmente la diputación local de Tacámbaro, que lo llevó a una curul en el Congreso del Estado, ahí, presidió la Comisión de Turismo.

En el año 2000, que llegó a ser diputado federal suplente, de su amigo, Jesús Reyna, por mayoría relativa por el Distrito Federal de Tacámbaro. En ese momento, su carrera política ya tenía un ascenso constante.

Jesus Reyna (derecha) y Valentín Rodríguez (centro).

La amistad con Reyna, ha sido muy estrecha, juntos caminaron al interior del PRI, fue en el 2005 que nuevamente es Presidente Municipal.

En el 2009, tuvo una derrota electoral, frente a Víctor Báez Ceja, por la diputación federal, ahora nuevamente se vuelven a encontrar, ya que el de Pátzcuaro, también es un aspirante a la gubernatura.

Desde ahí, se enfocó en expandir sus empresas, abrir mercados y exportar aguacate, pero sobretodo, generar empleos.

Quienes lo conocen, afirman que es un gran amigo, y un buen padre de familia, de lo cual, no es de exponer mucho.

El éxito de Rodríguez también se ha hecho desde la resiliencia. El descalabro electoral, ha sido parte de su carrera.

Han pasado varios años desde que Valentín ha estado en una boleta electoral, sin embargo, su trayectoria lo respalda en busca de la ansiada Gubernatura.

La vida de Valentín, es de destacar, han sido 38 años de que el aguacate le dió sus primeras ganancias, cuando nadie apostaba por ese producto que ahora es muy cotizado en prácticamente todos los rincones del mundo.

La historia lo vuelve a poner en la política, un camino complejo, pero si algo ha destacado al de Tacámbaro son los retos, hoy, solo hay uno, la gubernatura de Michoacán.