AMLO, el miedo a la clase media

Por: Leovigildo González/ Recuerdos de Reportero

El 19 por ciento de los mexicanos, pertenece a la clase media (según el INEGI pertenecen a este sector quienes ganan entre 7 a 14 mil pesos mensuales).

Son 24 millones de mexicanos que buscan evitar diariamente pasar a la pobreza, ya que la línea es muy delgada. Es un sector altamente productivo, ahí se concentran el 80 por ciento de los empleos formales que tiene este país.

La Revolución en México en aquel 1910, fue organizada por clasemedieros que tenían acceso a medios de comunicación, estudios, y recursos para no depender del Gobierno de Porfirio Díaz.

Aunque son momentos distintos, la clase media en México sigue teniendo acceso a medios de comunicación y ahora con mayor impacto a través de redes sociales, la mayoría cuenta con estudios de nivel medio y superior, tampoco dependen de los apoyos sociales, ya que son productivos.

De esos 24 millones de mexicanos, se estima que en el 2018, al menos la mitad le dió un voto de confianza al Presidente Andrés Manuel López Obrador, después de un hartazgo a la clase política de este país, provocada por la corrupción y el desgaste institucional ante la delincuencia.

Con el acceso a redes sociales, la clase media le dió todo el apoyo a un proyecto alternativo de nación, confiando en que la situación del país, iba a cambiar, a un año y medio, la situación comienza a complicarse, ya que lejos de mejorar, se han sentido olvidados.

AMLO habla de adversarios, no es así, muchas personas que se han manifestado en los últimos días se han sentido defraudados, votaron por él, con la esperanza de que la situación cambiaría, no ha sido así.

En 2019, hubo un promedio de 95 homicidios diarios en el país, la violencia exhibió la falta de estrategia federal para frenar la inseguridad, esto, a pesar de tener todo el poder sobre el Legislativo y lanzar su propia corporación, la Guardia Nacional.

Hay un dicho popular «nunca te metas con el bolsillo del mexicano, porque va a brincar», y la clase media es la que más ha resentido la crisis económica en el país por COVID-19, aunado al olvido federal, que lejos de crear un estrategia de reactivación, diariamente manda mensajes equivocados.

En efecto, podrían ser  12 millones de mexicanos que sólo representan el 10 por ciento de la población, pero no escucharlos sería terrible, son suficientes para mover la balanza en lo que a votaciones se refiere, está de más decir que tienen acceso a educación y no es necesaria una estructura electoral para acercarlos a votar.

Con todo ese contexto, AMLO sabe que aunque son pocos, pueden generar un ambiente de inestabilidad, por el fácil  acceso que tienen de exponer sus puntos de vista.

Y sí, tienen razón, la clase media tiene miedo a convertirse en la estadística de pobreza, la cual se estima aumentará después de la crisis de COVID-19.

PD. Los verdaderos Fifis, son amigos del Presidente, comen con él, reciben contratos del Gobierno. No esperen que ellos se manifiesten.