San José Purúa, la mística que inspiró a Luis Buñuel y que tuvo visitantes como Dalí

Por: Leovigildo González

En 1939, Jorge Rubio y Max Cetto, este último, arquitecto alemán, comenzaron la construcción de un hotel, en Jungapeo, un sitio impulsado en ese entonces por el Gobierno de Lázaro Cárdenas para el turismo internacional.

Uno de los principales visitantes fue el director de cine Luis Buñuel, quien pasaba largas temporadas en el hotel San José Purúa, según su biografía le gustaba el bar de ahí donde se emborrachaba viendo la naturaleza, era la forma para inspirarse.

La camaradería entre Buñuel y Salvador Dalí, provocó que el pintor también conociera el sitio, que describe por su espectacular arquitectura que a decir de él iban en acorde al surrealismo que palpaba.

Una de las particularidades de ese hotel, es que tiene aguas termales, a decir de expertos con litio y minerales que son benéficos para la salud, que le da una tonalidad amarillenta al líquido.

Según la leyenda que surgió en los años 60’s, es que si buscabas éxito o inspiración debías bañarte en las aguas de San José Purúa.

Lo único cierto, es que el lugar fue abandonado, un sitio, que fue impulsado por el ex presidente Cárdenas, pero olvidado por los demás, visitado en su momento por los grandes exponentes de la cultura a nivel internacional.

«Lamentablemente, y sin razón válida alguna, el bar se cerró. Aún nos veo a Silberman, a Jean-Claude y a mí, en 1980, vagando por el hotel como almas en pena, en busca de un lugar aceptable, Es un mal recuerdo, Nuestra época devastadora que todo lo destruye no respeta ni los bares» dijo Buñuel sobre ese hotel.

También tuvo visitantes como Libertad Lamarque, Bruno Traven y John Huston, entre otras celebridades, pero guardaba aún cierta magia. Ahora sólo es un paraíso abandonado en el bosque michoacano.

COMENTARIOS