Un acto de justicia que SCJN avale interrupción de embarazo en caso de violación: Tony Martínez

Por: Redacción

La determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al avalar la Norma Oficial Mexicana (NOM) 046-SSA2-2005, mediante la cual se ordena a todos los hospitales públicos interrumpir los embarazos resultado de violación sin necesidad de que la víctima denuncie el delito ante el Ministerio Público, es un gran avance para nuestro país, afirmó el diputado Tony Martínez Soto, tras señalar que el pleno respeto a los derechos de las mujeres es una condición indispensable de un Estado Democrático, por lo que se debe seguir avanzando en garantizarlos de la manera más amplia en el marco normativo.

Celebró que, con dicha acción, la SCJN proteja los derechos de las mujeres y las niñas víctimas de violación y se pronunció porque en los estados del país se continúe legislando para garantizar el derecho de todas a interrumpir el embarazo.

El legislador perredista, se pronunció por la defensa de los derechos de las mujeres a decidir libremente su maternidad y la interrupción voluntaria de su embarazo, por lo que, refirió se deben impulsar las normas jurídicas que reconozca y garantice el derecho a la autonomía reproductiva de las mujeres.

En ese sentido, recordó que, con el respaldo de organizaciones de la sociedad civil como Humanas Sin Violencia, Red Asaleas, de Las Libres y Marea Verde presentó, ante el Pleno de la LXXIV Legislatura Local, una propuesta de reforma al Código Penal del Estado para eliminar la punibilidad del aborto durante las 12 primeras semanas de gestación.

Con lo anterior, enfatizó, se pretende garantizar el derecho de la mujer a interrumpir el embarazo y erradicar la violencia obstétrica, como evitar los legrados que ponen en riesgo la vida, puesto que, erróneamente, este es el método más recurrente por parte de las instituciones clandestinas que se dedican a realizar dicha práctica.

Tony Martínez enfatizó que es necesario transcender la mirada para entender de fondo un asunto que, además de ser un tema de derechos, es también un asunto de salud pública; por ello, reiteró que desde la ley se debe garantizar el derecho a la mujer a decidir, lo cual es un tema de justicia para este sector.

Sobre la iniciativa que está impulsando al interior del Congreso del Estado, explicó que está apegada al reconocimiento y protección máxima de derechos y libertades, y establece permitir que una mujer, dentro de las doce primeras semanas de embarazo, decida y manifieste su voluntad de interrumpir éste, no sea sujeto de responsabilidad penal y menos criminalizada.

Recordó que, con base en información documental y estadística, los riesgos inminentes y consecuencias – incluso mortales – que representa la realización de un aborto clandestino, mismos que se reducen en la medida que se elevan los costos; es decir, la mujer que tiene mayores posibilidades económicas, corre menor riesgo que la que no cuenta con dichos medios, aunado a que las clínicas que practican abortos clandestinos están presentes ante una sociedad que opta por invisibilizarlas.

Con esta propuesta se protege a las niñas, adolescentes y mujeres víctimas de la violencia sexual, del odio y la agresión, puesto que procura un acceso más eficaz y oportuno a una atención integral; asimismo, combate la clandestinidad de instituciones médicas que lucran con la salud de las mujeres.

Con dicha iniciativa refirió se fortalece lo avalado por la corte, ya que las víctimas de violación podrán recurrir sin necesidad de acudir ante el Ministerio Público, lo cual es un avance significativo.