Martín Godoy, el maquiavélico

Por: Leovigildo González

En medio de una crisis de inseguridad provocada por el clima de ingobernabilidad vista por el creciente número de grupos de autodefensa, fue cuando llegó Martín Godoy.

Godoy, era uno de los hombres más cercanos a Alfredo Castillo Cervantes, entonces comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán.

Frío, maquiavélico, pensante, pero sobretodo, decidido. Sin miramientos me dijo «voy a correr a todos los que no pasen los exámenes de control y confianza, no me importan las protestas».

En otra entrevista, se atrevió a decir que la procuraduría estaba infectada de caballeros templarios, que los policías ministeriales habían sido brazo armado de aquel cártel que a decir de él vino a combatir a Michoacán.

Desconfiado, en su círculo más cercano no había michoacanos, según quienes lo conocían creía en las traiciones como una forma de sobrevivencia.

Forjado en la procuración de justicia, Martín Godoy, se consolidó como un referente de la seguridad en Michoacán, fue fundamental en los acuerdos para desactivar los grupos de autodefensa.

En un restaurante, hace unos meses, le pregunté que si sería Fiscal, me dijo tajantemente, que el tema iba a estar politizado, así que iba analizarlo, después se registró y finalmente claudicó para dejarle el camino a Adrián López Solís, después tomaría las riendas de la Secretaría de Seguridad Pública.

Godoy recibió la SSP en medio de protestas de policías, quienes temían que los dieran de baja como pasó en aquel 2014 cuando llegó a la procuraduría, sin embargo, las condiciones ahora eran distintas.

El hombre más cercano de Martín Godoy, era Israel Patrón Reyes, con él comenzaron a controlar toda la procuraduría de Michoacán, para darle gobernabilidad a la institución que en su momento él llamó el brazo armado de los templarios.

Su muerte, comienza a crear rumores, lo cierto es que Martín Godoy, será recordado como un hombre fuerte para los cargos que le asignaron.