Ex miss Michoacán acepta que sufrió bullying al participar en certamen nacional

Por: Redacción

Morelia, Michoacán. 09 de octubre de 2018.- Michell Garibay Cocco, ex miss Michoacán en 2014, aceptó a través de una carta haber sido víctima de bullying, luego de participar en el certamen a nivel nacional.

En una carta publicada en Facebook, y que hasta este martes tenía más de mil reacciones, Garibay Cocco cuenta los retos alimenticios que tuvo para poder participar en el certamen, entre los que se encuentran bajar más de 20 kilos.

Asimismo, expresó los retos que ha vivido al ser becaria del Tecnológico de Monterrey dónde estudia la Licenciatura en Derecho.

A continuación las palabras que externó.

” SOY HUMANO

Bueno les contare… Nunca me gusta parecer dramática aunque en verdad lo soy, nunca me gusta platicar mi vida personal y mucho menos me gusta causar lastima o ser motivo de platicas de chismes. Pero tengo ganas de contar esto porque creo que no soy la única que pasa por esto.

Cuando decidí concursar en el certamen de Nuestra Belleza tenía 17 años y pesaba 71 kg si, MUCHISIMO! Por lo que me sometí a dietas súper estrictas y ejercicio 3 horas en la mañana y 2 en la tarde, estaba en la prepa lo recuerdo. Estaba por cumplir 18 años y entrar a la universidad y ya había bajado 7 kg, deje de salir con mis amigas, cambie mucho, me perdí fiestas, me aleje de muchas personas pero yo tenía un sueño que cumplir y por ello sacrifique muchas cosas. Durante ese tiempo, los que me ayudaban a prepararme me decían todo el tiempo que estaba gorda y que estaba gorda y que estaba gorda, mi inconsciente lo capto y sin yo decidirlo empecé a dejar de comer hasta que llegue a pesar 48 kg, tenía inicios de anorexia inconsciente y estaba a unos 3-4 meses de irme a la concentración nacional, les dejo una foto… Me llevaron a un doctor y me hizo ver en lo que me estaba convirtiendo, me asuste mucho porque yo jamás decidiría ese desorden alimenticio para llegar a mi meta, me asuste de mas y fui con un nutriólogo, me dio una dieta para mantenerme y poder ir a mi concurso. Sin esperar la inteligencia de mi cuerpo, al comenzar a comer retuve toda la comida, entonces me hinche y fui hinchada al concurso. Sufrí de bullying (véase en este link https://www.facebook.com/OfficialMissMexico/photos/a.729928057097415/729937410429813/?type=3&theater ) a mas no poder por haber subido de peso para el nacional cuando nadie sabia el trasfondo del asunto. Durante la concentración sufrí mucho estrés, me sentía triste e insegura porque todos me decían “la gorda”, “gordibay”, “miss peggy”, “miss Photoshop”, etc. Después dije, llegaste muy lejos Michelle, tienes 18 años y tienes un cuerpo que te funciona al 100%, amate, acéptate y sigue hasta el final a pesar de las circunstancias. Como era de esperarse, no logré un lugar en el certamen de NB 2014, regrese a Morelia con una depresión y vergüenza por no haber logrado nada para mi estado cuando yo sabia que la gente tenia muchas expectativas en mi, no quise salir de mi casa en 15 días, me daba mucha pena que me vieran como una perdedora. Cuando decidí salir, salí con mas fuerza y ganas de ser mejor, decidí regresar a mi carrera de Derecho que había puesto pausa (la cual me costo mucho tener en el Tec de Monterrey con una beca).

Regreso a la escuela y me bulleaban por haber concursado, un maestro me dijo “ya te cansaste de fracasar y te vienes a lo que si deja”, otro me dijo “las bonitas también piensan” y así… decidí callarme y seguir con mis sueños.

Sin darme cuenta comencé a bajar de peso porque ya no me preocupaba por eso, mi cuerpo comenzó a reaccionar a mi alimentación sana y el ejercicio que le dedicaba y por primera vez en mi vida, me sentía cómoda por como me veía. Pero sentía que no estaba haciendo nada para lograr mi sueño de vida que estaba enfocado en mi carrera de Derecho. Fue entonces que me metí a trabajar; trabajo y estudio, mi carrera me demanda mucho tiempo para prepararme, estudiar, leer, hacer tareas, prepararme para los exámenes (es una escuela muy difícil) y por otra parte el trabajo demanda tiempo y cansancio. Y olvidé la parte del ejercicio y dieta… Ahora tengo 10 kg arriba, duermo muy poco, todo el día estoy fuera de mi casa, como lo que puedo, mi computadora se convirtió en una parte de mi cuerpo porque todo el día estoy frente a ella.

Estoy cansada, pero creo que estoy buscando mi sueño y cada sueño demanda sacrificio.
Sin embargo, he seguido modelando los fines de semana y en eventos… y este fin de semana EXPLOTÉ, me probé un vestido de mi diseñador favorito Salvador Miranda (el nunca me ha dicho nada, al contrario, ha sido siempre un gran apoyo y compañero, si lees esto TE QUIERO MUCHO), uno hermoso que me había hecho a mi medida para una sesión de fotos y ¡No me cerro! Empezaron a hacer comentarios como de “subiste de peso”, “ya cierra la boca”, “estas mas gordita”…. No eran comentarios hirientes pero me dieron en el alma, siempre ha sido un problema para mi el peso, siempre me han molestado por ello. Me afecto tanto que llore sin parar y comencé a temblar sin controlarme y grite ¡NO PUEDO CON TODO! Sentí que tenía muchas presiones y no puedo darle gusto a todos, solo busco darme gusto a mi, esperar a que mi cuerpo se adapte a tanto estrés, a un ritmo de vida que demanda mucho tiempo y esfuerzo intelectual, tiempo que antes le dedicaba a tener una figura de “concurso”.

Hoy se que me debo cuidar por salud y por sentirme segura conmigo misma, que me guste como me veo y que este feliz conmigo misma. Pero también debo entender que no puedo tener un cuerpo de concurso (se le dedica mucho tiempo) cuando la mayoría de mi tiempo se la estoy dedicando a mi preparación.

Hoy me desahogo ampliamente, hoy les cuento mi historia y hoy me acepto y me doy el tiempo para recuperarme, quererme, cuidar mi cuerpo y mi corazón.

Con amor, Michelle Garibay.

P.D. No se como escribí, no se cuantas faltas de ortografía tengo y no se como esta mi redacción, pero es desde el fondo de mi corazón.

COMENTARIOS