¿Tú le crees a Madrazo?

Columna de opinión

Por: Job Antonio Meneses

Llama poderosamente que 12 años de no dar una entrevista y de haberse sumado Roberto Madrazo Pintado haga como ya decimos popularmente “fuertes declaraciones” en un pequeño medio de Tabasco y rompe un silencio o muy medido o muy bien operado y salga con una declaración que pone en duda a las Instituciones, y peor aún a nuestra incipiente democracia, timorata y de falta de participación, el ciudadano hoy a dicho “yo ya me harte ya hice lo mío con salir a votar ahora le toca al presidente solucionar todo”.
Y suelta un misil de duda, Madrazo declara “En mis actas López Obrador iba arriba” y esto se pone interesante por lo que es importante revisar el contexto.

¿Tú le crees a Madrazo?, yo tampoco. Fue sin duda la frase que tiñó de matices la elección tan polémica de 2006, urdida en ese entonces en una contienda intestinal que vivió el PRI durante esas épocas, en un esfuerzo indómito para la carrera presidencial de ese entonces, el grupo de Beatriz Paredes y Montiel. Trataba entonces de un juego de poder sin precedentes de los tiempos posrevolucionarios como se puede leer en la Sombra del Caudillo, de Martín Luis Guzmán en referencia a la época de Álvaro Obregón.

Fue tan intestina que se organizaron dos grandes frentes unos a favor y otros en contra hasta que por fin hacen dimitir a Arturo Montiel jerarca en ese momento del grupo Atlacomulco para elegir como candidato a Roberto Madrazo.

Elección en la que compitieron Calderón, López Obrador, Patricia Mercado y Roberto Campa, el margen fue muy discutido y la sombra de fraude recorrió fuertemente el proceso.

Se hizo popular la demanda de la Coalición por México “voto por voto, casilla por casilla” que dió pie a que en la última Reforma Electoral se abriera en ese sentido los recuentos y las características para darse.

Cruenta como nunca la diferencia de votos fue mínima 15 millones 284 mil votos para Calderón Hinojosa y 14 millones 756 mil trescientos cincuenta para López Obrador, en términos generales el 1% de los votos de diferencia (causal actual de recuento total). Y además una diferencia abismal entre la votación obtenida contra los votos nulos por un poco menos del doble (otra causal de recuento).

En ese entonces la postura Obradorista se recrudeció, se acuñó el término de “espurio”, hizo el famoso bloqueo en la avenida Reforma de la ahora llamada Ciudad de México. Incluso varios científicos especialistas en algoritmos denunciaron como se movilizaron las cifras.
En este contexto refiere Madrazo Pintado que si el IFE hubiera optado por el recuento si hubiera habido otro resultado y así lo dicen “sus actas”.

Justifica con dos cosas poderosas no las tenía todas (las actas) y “no me las pidieron”. Y no dije nada “porque era dinamitar”.

Ante todo esto se hace extraño que el paisano de López Obrador, ex compañero y adversario después – recordamos que en 1994 se enfrentaron por la Gobernatura de Tabasco, de forma controvertida y con resabios de fraude. – Roberto Madrazo casi le reconozca el triunfo en 2006 . Y ¿por qué hacer estallar este misil atómico en este momento? Será porque hay cuentas pendientes con el priismo, o con el propio Calderonismo y da la razón si efectivamente era espurio y el entonces sistema político estaba viciado y está declaración lo reivindica para sus adentros.
Un hombre de claroscuros al que le pesa el partido político, el haber urdido el Montiel gate y ser candidato si o si, el tener en la sombra su forma de obtener el poder en su estado, e incluso le pesa el famoso maratón de Berlín en el cual se respiró el ambiente del antideportivismo.

El significado de esto será entonces como su forma de reivindicarse y congraciarse con Andrés Manuel.
Porque el colofón de la entrevista fue ir con todo y contra todo, la sospecha del homicidio de su padre manos de Díaz Ordaz, por consejo de Yago personificado en Luis Echeverría.

Deslindarse de Peña y como cereza en el pastel reconocer la existencia de “la mafia en el poder”.

Lo cierto es que hay Jiribilla en el asunto y es un buen desquite y lo interesante será ¿Cómo lo capitalizará el propio Andrés Manuel?, ¿Será el rebote de “se los dije” y me tildaron de loco?.

En el argot de la política mexicana hay un dicho que aplica para la ocasión, “en política no hay sorpresas, hay sorprendidos”. ¿Cuánto más seremos los que fuimos tomados del pelo?.

Yo por lo pronto como se dijo hace algunos años ¿Tú le crees a Madrazo? Yo tampoco.

PD. Cómo en la película de Matrix de las Wachowski, la matriz se compone desde dentro, y las dudas son ahora más grandes que las propias respuestas, “ya veremos, dijo, un ciego”








A %d blogueros les gusta esto: